DENUNCIA EL INTRUSISMO

Un objetivo primordial de Aproema es mejorar la imagen del sector, por todos los empresarios del sector es conocido que las instalaciones de gestión de residuos generan en la sociedad un efecto NIMBY (“Non In My Back Yard”; que se puede traducir: “no en mi patio trasero”), el cual en la mayoría de los casos no esta justificado, ya que hoy en día el sector es uno de los más regulados y supervisados por las administraciones.

Actualmente, una empresa en funcionamiento como gestor de residuos en cualquier de sus etapas (Recogida y Transporte, Almacenamiento, Valorización y Eliminación) cumple con todos los requisitos para realizar una actividad acorde con el desarrollo sostenible, primando la parte ambiental a la empresarial.

Sin embargo, existen como en muchos sectores económicos el intrusismo que tiene como consecuencia principal deteriorar la imagen del sector, ya que, en la mayoría de las oportunidades, una mala gestión de los residuos tiene un impacto mediático que incide negativamente en la sociedad y por ende en nuestra actividad, lo que repercute directamente en el crecimiento económico y de generación de empleo del sector.

Aproema pone a disposición de sus asociados un servicio para denunciar actividades irregulares relacionadas con el sector ambiental en Galicia.